Los errores más habituales de un apostante

Como evitar los errores más comunes de un apostante. Manejar el exceso de confianza o como elegir las mejores cuotas son clave para todos pero: ¿Que otros errores son habituales a la hora de realizar nuestras apuestas?

Son muchos los errores que se comenten cuando se empieza en esto de las apuestas deportivas, para los menos iniciados en este mundillo tenemos el decálogo del apostante que no debes dejar de leer ya que es clave en tu mejora como apostante.

Un poco más avanzados son los conceptos que te presentamos a continuación como los errores más frecuentes que comete un apostante. Es fácil quedarse sin nuestro bankroll de forma precipitada si no seguimos unas mínimas normas que nos aseguren la continuidad en esto de las apuestas a largo plazo.

errores comunes apuestas deportivas

Vamos a repasar los errores más comunes:

El concepto de Stake es clave

Si quieres obtener beneficio de las apuestas, necesita tener una ventaja sobre el corredor de apuestas. Un ejemplo de tener una ventaja sería el conocimiento de las noticias del equipo en un partido de fútbol, los cambios en climáticos también pueden afectar en un partido de cualquier deporte, en definitiva, cualquier influencia potencial en el resultado de un partido del que el corredor de apuestas no es consciente y nosotros si es la definición de ventaja o edge en inglés.

El Stake es la cantidad de dinero adecuada que debemos colocar en una apuesta para obtener ganancias consistentes como parte de una estrategia de apuestas y no cometer errores que permitan perder todo nuestro bankroll en una sola apuesta o en una tarde de malos resultados.

Independientemente de donde estimes que está la ventaja si no manejamos el dinero del que disponemos para apostar de manera racional acabaremos perdiendo todo en una mala racha en la que vamos aumentando el dinero apostado y la cuota con el objetivo de recuperar.

El uso de métodos de apuestas es esencial si usted quiere hacer dinero de las apuestas y el no hacerlo es un error que puede llevarte a la ruina. Si no manejas tu dinero al apostar, no te quedará dinero para apostar, así de simple.

Hay gente que juega al estilo me lo juego todo, algo como meto 50€ en la bookie y me los juego a este partido. Este estilo no tiene nada de malo siempre y cuando sepas que no esperes que resulte en ganancias consistentes.

Dificultad para encontrar apuestas con valor

El valor no es tan simple como encontrar un equipo de fútbol en una racha ganadora que tiene una cuota que nos parece interesante y justamente se enfrenta a un equipo que ha perdido algunos partidos seguidos.

El valor consiste en entender lo que representan las probabilidades de apuestas, que calcules tu propia estimación de probabilidad, la conviertas en probabilidades y luego buscar discrepancias en lo que tu crees que deberían ser las probabilidades y lo que el corredor de apuestas cree.

El “Me parece que este equipo va a ganar” no es suficiente, hay que afirmar algo como: “Mis cálculos indican que la probabilidad de victoria de este equipo es del 75% y las cuotas de las casas de apuestas dicen que es de un 60%”.

Ahí es donde hay valor.

Los apostadores a menudo cometen un error al determinar cuál es el valor.

El valor no es una opinión sino el uso de información, datos, modelos y resultados históricos para formar una predicción más precisa que la que proporciona el corredor de apuestas.

Una vez que usted sabe qué valor es, puede empezar a calcular el valor esperado para cualquier apuesta que realice. Este resultado es justamente el cálculo que le dirá cuánto puede esperar ganar o perder si usted va a hacer la misma apuesta varias veces.

Elegir mal la casa de apuestas

A los apostadores se les da una variedad interminable de plataformas de apuestas para elegir. Al igual que cualquier otro sector, hay diferentes enfoques para crear una bookie y cada una de ellas autoproclama ser la mejor, básicamente porque ha creado su plataforma según como estimaban que tendrían más éxito. Sin embargo, no hace falta mucho para analizar tus opciones y descubrir que hay algunas casas de apuestas ofrecen mucho más que otras.

Como siempre decimos en apuestafutbol.net hay que tener cuenta en varias casas de apuestas, las que más nos gusten después de probarlas todas. Cada una tiene sus características para obtener el beneficio adecuado según si vamos a limpiar un bono de alta, realizar una apuesta, una combinada o buscar promociones puntuales en determinados deportes.

La mayoría de los corredores de apuestas regalan apuestas y bonos gratuitos que parecen ofrecer un gran valor adicional. Está claro que siempre es mejor apostar mientras estamos consiguiendo el bono de la bookie que si no tenemos bono, aunque este bono sea nefasto.

Eso si, lo que muchos apostadores no saben es que para poder ofrecer estas ofertas, las casas de apuestas aumentan sus márgenes, algo que en última instancia, afecta a las probabilidades con las que usted apuesta. Si nos dan un excelente bono de bienvenida pero en cada apuesta perdemos un porcentaje por el margen y otro porcentaje por ofrecer una peor cuota, a la larga, y no tan a la larga como parece, estamos perdiendo dinero respecto a otras bookies que ofrecen peor bono pero mejores cuotas en los mercados a los que solemos apostar.

Comparando las cuotas de diferentes casas de apuestas evitamos este problema.

Lo mismo ocurre con las casas de apuestas que atraen a los clientes con costosas campañas de marketing y falsas promesas, e incluso se ha hablado de algunas que no permiten que los apostadores ganen. Si usted hace una apuesta de ganancias consistentes con el tipo de corredor de apuestas que le ofrece apuestas gratuitas, sus límites serán severamente limitados o su cuenta será completamente cerrada.

Como decía un anuncio que se hizo viral en los años 80 “Busca, compara y si encuentras una bookie mejor, date de alta”

Me apetece hacer unas apuestas

Incluso si sabes qué hacer para tener éxito y evitar los errores comunes mencionados anteriormente, el elemento de “me apetece” puede deshacer mucho trabajo duro.

Ese me apetece suele estar unido a querer tener la sensación de estar jugandose el dinero.

Está claro que para aquellos que apuestan por entretenimiento, esta circunstancia no importa, pero si el objetivo es obtener un beneficio, sólo debes apostar cuando sea el momento adecuado, cuando tengas una ventaja y un valor esperado positivo.

El aumento en la popularidad de las apuestas online y la aparición de aplicaciones de apuestas móviles ha hecho que el proceso de colocación de una apuesta sea mucho más fácil que nunca y los apostadores que quieren hacer dinero no pueden permitirse el lujo de apostar porque les apetece jugarse el dinero.

En lugar de apostar en un partido de fútbol porque está en la televisión o en un juego de la NBA porque su corredor de apuestas ha enviado una notificación de aplicación diciendo que han aumentado las cuotas, centrate en lo que conoces, permanece disciplinado y recuerda que estás apostando para el éxito a largo plazo, no ganancias a corto plazo.

bankroll apuestas deportivas

No hagamos el loco y perdamos nuestro bankroll en 2 apuestas

Nuestra cabeza nos puede influir negativamente

Es habitual confiar en que controlamos nuestros pensamientos y acciones. Sin embargo aquellos focalizados en el aprendizaje de la psicología o el comportamiento humano no pueden informar de que hay ciertos sucesos que hacen que los seres humanos se desvíen de lo que nosotros consideraríamos juicios racionales.

Son los sesgos cognitivos. Una desviación en el procesamiento de lo percibido, que lleva a una distorsión, juicio inexacto o interpretación ilógica.

Hay varios tipos de sesgos cognitivos y vamos a explicar los que afectan más a las apuestas:

El sesgo de confirmación

Trata de buscar y favorecer la información que confirma nuestras propias creencias o hipótesis.

El sesgo de confirmación es uno de los que se puede aplicar a las apuestas, se trata de un sentimiento que trata de buscar una confirmación de que la apuesta que estamos haciendo es correcta, mientras que se ignoran las pruebas empíricas que demuestran que lo contrario.

El efecto anclaje – La primera oferta es la buena

El anclaje es otra de estas sensaciones cognitivas de la que los apostadores pueden no ser conscientes. Anclaje, también conocida como focalización, es la tendencia a confiar en la primera parte de la información que nos es ofrecida, esto podría ser muy perjudicial en las apuestas ya que las cosas pueden cambiar dramáticamente en un corto período de tiempo.

El efecto Dunning-Kruger

Cuando un individuo con escasa habilidad sufre de un sentimiento de superioridad ilusorio, creyéndose más inteligente o capaz que otros o básicamente de sus capacidades.

Esto en las apuestas se aplica cuando llevamos una buena racha y nos endiosamos, creemos que no podemos perder. Cualquier por inutil que sea puede tener una buena racha, ya sea por suerte o conocimiento.

Hay que ser objetivos

Esta falta de pensamiento objetivo y razonamiento lógico puede nublar el juicio y conducir a decisiones de apuestas que se basan en la opinión y no en el pensamiento crítico. Es posible que los apostadores no sean capaces de controlar los efectos psicológicos , pero uno de los mayores errores a cometer es no reconocerlos.

Yo por ejemplo nunca apuesto en partidos de mi equipo, hay muchas posibilidades de que influya en nuestra decisión el hecho de que sea nuestro equipos. Que deseemos la victoria y apostemos sin mucho pensar por ello o de que en una fase de descontento pensemos que nuestro equipo es peor de lo que es en realidad, y apostemos a una cuota peor para la derrota de nuestro equipo favorito.

Si te preocupa perder es que apuestas demasiado

El miedo a perder, una preferencia por evitar las pérdidas en lugar de conseguir ganancias potenciales es notorio en el mundo de la especulación financiera y también se da en las apuestas, es claramente un problema que nos viene del subconsciente, estamos entrenados para asegurar ganancias y a la vez no estamos entrenados para asumir pérdidas.

Uno de los conceptos erróneos más comunes en las apuestas es que los buenos apostadores no pierden. Esto simplemente no es verdad. Los buenos apostadores pierden menos a menudo que los ganadores y si pierden, ajustarán si es necesario su método de apuestas a la nueva situación para asegurarse de que no pierden todo su dinero.

Una mala racha la tiene cualquiera, independientemente de si eres buen apostante o el peor de todos.

La presencia de el azar y la suerte en las apuestas deportivas significa que incluso los modelos más sofisticados a veces pueden estar equivocados. Pensar que debes evitar las pérdidas a toda costa es un error que no te puedes permitir

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
DMCA.com Protection si tienes problemas con el juego contactanos contenido para mayores de 18 años

El contenido de este website es para mayores de 18 años . Visite este enlace si tiene problemas de juego